Archivo de la categoría: Miscelánea

En memoria de Steve Jobs: Piensa diferente

Del blog de Enrique Meneses copio la idea de recordar a Steve Jobs con esta genial campaña publicitaria Think Different (Piensa Diferente) de Apple de 1997, año en que Steve Jobs regresó a la compañía que él mismo fundó después de haber sido despedido en 1985, y que se encontraba en una situación económica muy delicada, para tomar de nuevo las riendas de la empresa y darle un nuevo rumbo hacia un camino lleno de éxitos. En vez de la campaña original he encontrado este otro vídeo que ha sido modificado apareciendo Steve Jobs al final. El mensaje del anuncio es toda una declaración de intenciones de lo que será la filosofía de Apple y marcará la creación de sus productos y servicios bajo la batuta de Steve Jobs.

Here’s to the crazy ones. The misfits. The rebels. The troublemakers. The round pegs in the square holes. The ones who see things differently. They’re not fond of rules, and they have no respect for the status quo. You can quote them, disagree with them, glorify and vilify them. About the only thing you can’t do is ignore them because they change things. They push the human race forward. And while some may see them as the crazy ones, we see genius. Because the people who are crazy enough to think they can change the world, are the ones who do.

Esto es para los locos. Los inadaptados. Los rebeldes. Los problemáticos. Los que no encajan en ningún sitio. Los que ven las cosas de otra manera. Los que no siguen las reglas y no tienen ningún respeto por lo establecido. Puedes citarlos, puedes no estar de acuerdo con ellos, glorificarlos o vilipendiarlos. Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlos. Porque ellos cambian las cosas. Ellos impulsan la humanidad hacia delante. Mientras algunos les ven como los locos, nosotros vemos genios. Porque la gente que está lo suficientemente loca como para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que logran hacerlo.


Esta entrada pertenece a Marketing Esponja © 2011 Mercè Navas

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Branding / Marcas, Marketing, Miscelánea

No me cuentes historias…

PinochoEs normal que en el día a día de la empresa contratemos los servicios profesionales de alguien, el cual a su vez también subcontrata a otras personas, que a su vez puede que también subcontraten a otros, para al final entre todos poder dar un servicio al cliente inicial origen de toda esta cadena.

En el caso de la producción de bienes también ocurre lo mismo. Yo confío en la marca X y por eso compro sus productos, sin embargo, muchas veces ignoro si realmente los mismos los produce enteramente la empresa propietaria de la marca X, o realmente los produce la empresa Y, o cuántas otras empresas están participando en la cadena de producción aportando materias primas, componentes, servicios, etc. Puede que hasta me dé exactamente igual. Yo compro la marca X y espero que la misma cumpla con mis expectativas para seguir comprando, por lo cual la empresa X ya se preocupará de que la empresa Y, que es la que realmente produce los bienes, siga cumpliendo los estándares de calidad de la marca. Sería inaudito que si un día la marca X me decepciona y yo me quejo al servicio de atención al cliente me dijesen que ellos no tienen la culpa, que la culpa la tiene la empresa Y que ha fabricando mal el producto para ellos. ¿Os imagináis que suceda algo así? Yo no.

Sin embargo, en el tema de los servicios esto sí que pasa. No es la primera vez que contrato a una empresa y al estar descontenta con algún aspecto del servicio se escuden diciendo que la culpa es de la persona que contrataron o subcontrataron que les ha salido “rana”. Y yo siempre pienso lo mismo: “No me cuentes historias”. Yo te contraté a ti y quiero que asumas tu responsabilidad y quizás me compenses de alguna forma. No me vale que le eches la culpa a otro que trabaja para ti y sobre el cual TÚ eres el responsable. Ni si quiera me lo cuentes, no busques excusas, porque si las buscas siempre las vas a encontrar (los seres humanos somos expertos en poner excusas). Acepta el “mea culpa” y quizás incluso me conforme con una simple disculpa. Pero si insistes en que tú no eres responsable, sino que lo son los que TÚ elegiste para que trabajaran para ti, lo más probable es que no vuelva a solicitar nunca más tus servicios. ¿Os habéis encontrado alguna vez en un caso así?


Esta entrada pertenece a Marketing de Esponja © 2010 Mercè Navas

 

2 comentarios

Archivado bajo Miscelánea, Reflexiones

Los tiempos han cambiado

Quiero que la primera entrada del año sirva para desearos a todos un feliz 2010. Aunque hay quien dice que seguramente también sea un año difícil, pero no tanto como su predecesor, estoy viendo que en general todos lo afrontamos con ilusión y renovadas esperanzas.

Y me gustaría empezar con este vídeo que aunque ya tiene algún tiempo me gusta mucho, porque refleja perfectamente los cambios que se han producido en nuestra sociedad occidental, y que nos han obligado a buscar nuevas fórmulas y a plantearnos nuevos retos para captar la atención del consumidor.

Nuestra vida cotidiana cada vez es más compleja: recibimos más estímulos por más medios, nos sentimos bombardeados con anuncios, no tenemos tiempo y hemos de decidir entre multitud de marcas, las cuales todas se parecen, el proceso de decisión de compra cada vez es más difícil. Y ante este panorama nos sentimos agobiados, somos cada vez más reacios al cualquier tipo de publicidad y más escépticos con las marcas.  Para que las marcas nos vuelvan a enamorar han de tener algo interesante que decir y decírnoslo de una manera simple, clara y original. La creatividad es más importante que nunca. Buscamos algo diferente, las vacas púrpuras.


Esta entrada pertenece a Marketing de Esponja © 2010 Mercè Navas

Deja un comentario

Archivado bajo Miscelánea, Reflexiones

Pensar Cansa

La próxima entrada de este modesto blog la pensaba titular “Pensar es gratis” y comentar el libro que recientemente acabé de leer de Joaquín Lorente. Sin embargo, como puedes leer la he titulado “Pensar Cansa”. Yo a mis neuronas cada día les doy una buena dosis de ejercicio para que se cansen, no quiero que se vuelvan vagas, hay que mantenerlas en forma. Pero hay mucho listo suelto por estos mundos virtuales que practica el arte del “Copy & Paste”, porque lo dicho, pensar cansa y hay gente muy cómoda y que ya está cansada de antemano para ponerse a pensar.

El pasado miércoles publiqué mi anterior entrada “La mala fama del marketing” y ese mismo día uno de estos listos virtuales se la copió íntegramente en su blog, sin por supuesto hacer ninguna atribución a su autora, que es una servidora. Me hace gracia el nombre del blog “Marketing Eficiente”, porque lo único eficiente que yo le veo es copiar “posts” ajenos. Pero tan “automáticamente” los copia que dejó incluso un enlace interno en la entrada que apuntaba a otra entrada anterior de mi mismo blog. Así que WordPress me avisó con un “pingback” y descubrí el plagio al día siguiente, porque sino no me hubiese enterado tan rápido. Mira por donde he descubierto un buen truco para detectar plagios, poner enlaces internos en los posts que apunten a tu mismo blog. Y palabras como pingback, trackback, etc. ¡La de cosas que estoy aprendiendo!

Haciendo un “whois” del dominio marketingeficiente.com encontré que pertenece a un tal Diego Katzman de la empresa Mythos Online Media de Barcelona, una dirección y un e-mail de contacto. Por supuesto le escribí la correspondiente parrafada legal pidiéndole que dejase claro que soy la autora de ese contenido o simplemente lo quite de su web. Como era casi de esperar no me ha contestado. También intenté sin éxito publicar un comentario en la entrada plagiada que por supuesto al ser moderado no ha sido aprobado. Así que me queda el derecho a la “pataleta” en este espacio propio, también con el objetivo de descubrir las malas prácticas del referido blog y de este señor, que haciendo una búsqueda en Google se autoproclama como “gurú del marketing”.

Por norma general desconfío de los que se cuelgan la etiqueta de gurú de algo y quieren ser maestros y guías espirituales del resto, sus fieles seguidores, creyéndose que todo lo saben. Si de algo estoy segura es que cuanto más inteligente es alguien y más aprende, más es consciente de su ignorancia.

Apreciado Sr. Diego Katzman, del grupomythos.com, de secretia.com, o de los miles de blogs que usted tiene y que promueven el hacerse rico fácilmente, si llega a leer esto y quiere que quite su nombre de esta entrada sólo tiene que hacer lo que amablemente le solicité en mi e-mail. A lo mejor es de esos que piensan que lo importante es que se hable de uno, aunque sea mal. En ese caso, enhorabuena, lo ha conseguido, le hecho publicidad en mi blog, publicidad negativa, pero publicidad al fin y al cabo, y ¡Gratis!

Actualización con fecha 11 de agosto de 2009:

Ayer lunes, 10 de agosto de 2009, recibí un aviso de WordPress de que el blog con la entrada copiada enlazaba al mío y pude comprobar que finalmente habían puesto la atribución: “Escrito en Merce Navas Blog” y un hipervínculo al contenido original. Horas más tarde, el mismo día, recibo un email de disculpas de la empresa Mythos Online Media desde una cuenta gmail, en contestación al mío. Reconocen que entienden mi preocupación por los derechos de autor del artículo y que en base a mi “evidente frustración han decidido además tomar cartas en el asunto y modificar el artículo en cuestión para que refleje la fuente original”. Reconocen que ha sido un robot automático (scraper) el que ha copiado directamente mi feed RSS en base a determinadas palabras claves y según ellos esta forma de proceder está en cumplimiento de las leyes de protección intelectual internacionales y lo llaman “experimento de recopilación de información y artículos en ciertas áreas temáticas de forma automatizada”. Yo no soy abogada, pero aunque ellos digan que “Nuestro servicio está en concordancia con las Leyes de Protección de datos de Isle of Man, en donde ésta página web está alojada”, el dominio pertenece a una empresa de Barcelona que debería cumplir las leyes de propiedad intelectual nacionales y sino también están las internacionales. Y fuera de temas legales, ¿dónde está la ética? ¿Es ético conseguir contenidos para un blog con marcado carácter comercial utilizando exclusivamente robots, que automáticamente copian las entradas originales de otros blogs a través de lectores de feeds RSS y sin tener en cuenta las licencias de derecho de autor que recaen sobre las mismas?. Un tema que he estado investigando y al parecer está sucediendo bastante, siendo motivo de constante queja por parte de bloggers, que en muchos casos, además, se ven penalizados por Google en su posicionamiento por contenido duplicado.


Esta entrada pertenece a Marketing de Esponja © 2009 Mercè Navas

7 comentarios

Archivado bajo Miscelánea

Descubriendo WordPress

Blogger versus WordPress

Blogger versus WordPress

Cuando finalmente me decidí a crear este blog de marketing la primera gran cuestión era qué aplicación de las dos más importantes escoger: Blogger o WordPress, el eterno debate. Ya conocía algo Blogger, así que lo más fácil y rápido hubiese sido elegir esta aplicación, pero todo el mundo te dice siempre: “es mucho mejor WordPress”; así que decidí darle una oportunidad y de paso conocer otra herramienta.

Llevo tan sólo unos días descubriendo WordPress.com y sus posibilidades y así, a primera vista, quizás lo que más me gusta de WordPress respecto a Blogger sea su escritorio de gestión, el que soporte categorías además de etiquetas, la posibilidad de crear fácilmente apartados o páginas estáticas, la gestión y el control de los comentarios, la edición de URLs y que ofrezca protección automática contra el spam. Las estadísticas integradas en el propio blog también son útiles, pero no te permite utilizar las de Google Analytics, que dan muchísima más información.

Y lo que de momento menos me gusta es que no te permite subir tu propia plantilla o editar el código fuente o los estilos CSS de forma gratuita. Y aunque te permite insertar código html, no todas las etiquetas html están permitidas y no te permite por ejemplo insertar formularios. Tampoco te permite insertar publicidad de ningún tipo, por ejemplo Adsense, y sin embargo te avisan que WordPress sí puede insertar anuncios Adsense de tanto en tanto en tu blog y si no paga para evitarlo. Los widgest son limitados y no está permitido el uso de JavaScript, ni instalar otros plugins, ni insertar códigos Flash o embebidos, en teoría por razones de seguridad. Y por último, en WordPress tienes un espacio de tan sólo 3GB para subir imágenes u otros objetos y de nuevo si necesitas más capacidad toca pagar. Por lo general todas estas limitaciones Blogger no las tiene y puedes subir imágenes casi de manera ilimitada.

Conclusión: Por lo que he estado investigando las verdaderas posibilidades de WordPress aparecen cuando decides tener un dominio propio alojado en un hosting y te descargas el software desde WordPress.org, es entonces cuando realmente tienes el control sobre tu blog, puedes personalizar al máximo tu propia plantilla y acceder a miles de plugins que añaden muchísimas funcionalidades. Supongo que este es el paso obligado cuando un blog se consolida y ya tiene un cierto número de visitas, pero de momento aquí me quedo, que sólo estoy empezando 😉


Esta entrada pertenece a Marketing de Esponja © 2009 Mercè Navas

Deja un comentario

Archivado bajo Miscelánea