Ser comercial a mucha honra

Salesman of the yearLeía el otro día la columna de opinión de una revista que comentaba que ante el anuncio de “Se busca vendedor” en un par de portales de empleo, sólo habían contestado cuatro candidatos en dos semanas. Se decidió cambiar el anuncio, mismo puesto con iguales condiciones, excepto que ahora se ofertaba un “Puesto de Account Manager”, pasando a tener el anuncio 256 solicitudes. Este ejemplo me hizo sonreír, porque en más de una ocasión he comentado con compañeros de trabajo que ya nadie pone el título de “Comercial”, o incluso de “Director Comercial”, en sus tarjetas de visita. Dicho término ha sido denigrado y parece no estar socialmente bien visto. Como si decir que eres “vendedor” o “comercial” fuese poca cosa y algo peyorativo incluso. Y entonces la gente prefiere poner en sus tarjetas títulos como: Account Manager, Sales Manager, Business Developer, Sales Specialist, Sales Coordinator, Account Executive, etc. Mil y una denominaciones diferentes cada cual más rimbombante que al final todas significan lo mismo: que eres un vendedor. Además, en inglés parece que suena mucho mejor, ¿verdad? Aunque siempre hay quien traducirá dichos títulos anglosajones por: Ejecutivo de Cuentas, Responsable de Cuentas, etc. Pero el tema es el mismo, evitar a toda costa la palabra “vendedor” o “comercial”, tan poco valorada. Parecen asociarse estos términos al antiguo vendedor de enciclopedias que iba casa por casa y se ganaba una comisión por enciclopedia vendida y que mantenía dicho empleo mientras buscaba uno mejor. Se asocia también a la venta a puerta fría, que tanto miedo parece dar a los equipos comerciales hoy en día. Se habla mucho de escuchar y conocer las necesidades del cliente, pero muchos comerciales parecen tener alergia o miedo a los clientes y eluden las visitas personales a los mismos. Para eso ya está el teléfono, o mejor enviamos un e-mail. Existen preocupantes datos de que los departamentos comerciales emplean el 80% de su tiempo en la oficina.

No creo que sea necesario recordar la importancia de la figura del comercial en cualquier tipo de empresa, que cae por su propia lógica. Cualquier bien o servicio necesita ser vendido y sin venta no hay beneficios. Reivindico desde aquí al buen vendedor como una pieza fundamental en el organigrama empresarial y sin necesidad de “maquillaje”.


Esta entrada pertenece a Marketing de Esponja © 2010 Mercè Navas

4 comentarios

Archivado bajo Marketing, Reflexiones

4 Respuestas a “Ser comercial a mucha honra

  1. Sí, es así de triste … me pone de los nervios y mira que soy el primero que uso demasiados anglicismos, especialmente cuando hablo de posiciones y de temas de negocios.
    Pero así somos. Y no creo que cambie.

    Ahora bien yo soy de los que opino que la función del Vendedor es la más importante de la empresa. Sin vendedor no hace falta ni Director de Admón, ni de RRHH ni nadie… pero sin alguno de estos últimos sí se puede vivir. Lo tengo tan claro que cada día me da más rabia no tener esa habilidad.

  2. Si Merce, tienes toda la razón.
    Me ha gustado mucho el artículo.
    De hecho, yo cuando veo en alguna tarjeta de visita ” Account Manager, Sales Manager, Business Developer….” me parto de risa. Pienso: serán tontos !
    También me hace gracia como ha ido evolucionando , y en muchas tarjetas , en lugar de ” comercial ” , reza: Asesor/a
    En fin, que la figura del comercial aún es aquella del charlatán con guión aprendido que intenta vender la moto , a costa de lo que sea.

    Reivindico totalmente la figura del comercial, que es aquella persona que conoce a sus clientes, que intuye sus necesidades y les ofrece soluciones.
    Y como dice David, ¿ que serían las empresas sin comerciales ?

    Por cierto , en mi tarjeta de visita dice que soy ” Delegada de Baleares “, pero estoy por pedir que cambien el cargo y pongan : ” La que se traga los marrones “. ( Más español que eso no hay nada, y no tiene traducción al inglés )

    Al final no importa el cargo que pone nuestra tarjeta de visita, sino lo que somos y la pasión que lo ponemos a nuestro trabajo.

    Felicidades!!

    Un abrazo

  3. Muchas gracias David y Gloria por vuestros comentarios. Me alegra que os guste el artículo y que estemos de acuerdo en la importancia de la figura del comercial en la empresa.

    David: Yo también me muevo entre demasiados anglicismos. Trabajando en marketing y en las Tecnologías de la Información pues imagínate…
    Y es cierto, que tener habilidades de buen vendedor es algo muy útil. Soy de la opinión que un buen comercial siempre tendrá trabajo.

    Gloria: Estoy de acuerdo con tu definición de lo que hoy en día debiera considerarse un buen comercial, que como tú dices es aquel que comprende las necesidades de sus clientes, les vende lo que necesitan, les sabe asesorar, cierra la venta y la resigue para ver si se consigue la satisfacción del cliente, etc. Y no el comercial como el vendedor de humo o “el que nos vende la moto”, como tú dices.
    Por cierto, el título de “La que se traga los marrones” me gusta, es muy original, seguro que tendría éxito tu tarjeta de visita y sería recordada y comentada😉

  4. Pingback: Tweets that mention Ser comercial a mucha honra « Marketing de Esponja -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s